COMO DECORAR CON UNA ALFOMBRA

DECORAR CON UNA ALFOMBRA

La alfombra es una pieza clave para la decoración. Como diría Dorothy Draper “en decoración coloca siempre una pieza controvertida. Dará tema de conversación a tus invitados.” Y, es que, decorar con una alfombra tus espacios, supone integrar un objeto que constituye un arte milenario y una pieza única y artesanal llena de historia y simbolismo. Las alfombras artesanales suelen tener colores naturales muy vivos. Además, están llenas de ilustraciones simbólicas representativas de la cultura de su país de origen. De hecho, estas características son las que dan valor a este sector.

Por otro lado, es una pieza decorativa que ayuda a unificar, recoger y dar calidez y color a nuestros espacios. Nuestra recomendación, a la hora de decorar con una alfombra, es principalmente atreverse. No hay que temer a la hora de introducir piezas vivas y coloridas en nuestros espacios, sobre todo cuando nuestro mobiliario suele tener colores muy neutros y en demasiada sintonía. Si es verdad que debemos elegir una alfombra con aquellos colores que representan nuestra personalidad y estilo de vida.

ESTILOS DECORATIVOS

Dependiendo del estilo decorativo que tengamos en nuestros espacios, podemos seleccionar unas piezas u otras para decorar con una alfombra. Las alfombras clásicas suelen encajar muy bien en espacios con muebles oscuros o de maderas oscuras. Son alfombras con colores muy vivos y muy ilustradas. Darán luz, movimiento y personalidad a estos espacios. Para los espacios en tonalidades claras y líneas rectas recomendamos las alfombras vintage. Se trata de una gama de alfombras recuperadas que han pasado por un tratamiento natural para repararlas y se les ha dado un baño de color. Suelen ser alfombras de un solo color y sus ilustraciones están bastante difuminadas.

Por último, para espacios más modernos o cosmopolitas, que están en constante cambio y movimiento recomendamos las alfombras patchwork. Son alfombras diseñadas a partir de bordar parches de diferentes alfombras, ya sean clásicas o vintage. Suelen diseñarse a medida eligiendo y combinando diferentes tonos, medidas y combinaciones de los parches. Realmente combinan bien dentro de una amplia variedad de espacios y estilos decorativos.